BLOG DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

SEGUIDORES

viernes, 22 de mayo de 2009

Ser solidarios nos hace más humanos


El ser humano se enfrenta, hoy más que nunca, a una flagrante contradicción. El entorno y las circunstancias en las que vive favorecen una actitud proclive al individualismo, al alejamiento de los problemas que afectan a la sociedad, a refugiarse en un mundo donde priman la autocomplacencia, el mero disfrute o la resistencia a asumir que, más allá de sus intereses particulares, la realidad es como es y poco se puede hacer por modificarla. Frente a esta postura lo cierto es que la pobreza se han convertido en de los fenómenos más graves de nuestro tiempo. El “germen de todos los males”, en atinada expresión de Jeffrey Sachs. La desigualdad entre regiones y países del mundo nos alerta cada día con manifestaciones lacerantes sobre los fuertes contrastes que desde la perspectiva del desarrollo separan a las sociedades hasta alcanzar niveles de disparidad nunca conocidos en la historia de la Humanidad.


Es cierto que la propia noción de subdesarrollo, a la par que su dimensión espacial, ha ido evolucionando merced a los cambios que, con incidencia variable, han tenido lugar en ese amplísimo escenario – el antaño llamado Tercer Mundo - que en los años setenta y ochenta experimentó fuertes transformaciones, que diversificaron la relativa homogeneidad de sus indicadores y tendencias para dar origen a un proceso gradual de diferenciación, en el que si unos han logrado conectar con la lógica del mundo desarrollado, otros se ven sumidos en la crisis, en la marginalidad o en el acusado debilitamiento de sus instituciones de gobierno y gestión como actualmente sucede en no pocos países de África, Asia o Latinoamérica.


¿Cómo afrontar esta contradicción de la que es imposible sustraerse?. No cabe duda que sólo una toma de conciencia crítica de la realidad que nos rodea puede situarnos en la posición que lleva a resolverla mediante el compromiso y el sentido de la responsabilidad, asumiendo que nada de lo que ocurra en el mundo nos puede ser ajeno. No es, desde luego, una tarea fácil si se tienen en cuentan los múltiples señuelos que inducen a mirar para otro lado. De ahí la necesidad de entender la solidaridad no tanto como una idea capaz de atraer esporádicamente la atención, en función de la sensibilidad puntualmente mostrada hacia la tragedia, sino como un estilo de vida asentado en el convencimiento de que sólo así es posible dignificar el papel que ocupamos en un mundo de injusticias, en el que nuestra participación, por modesta que sea, siempre será indispensable.

21 comentarios:

Terapeuta de Reiki y Yukido dijo...

Dan que pensar estas palabras...
tenemos que hacer un esfuerzo entre todos, cada voz cuenta, cada mensaje cuenta, todos debemos ayudar!

Gizela dijo...

Ciertamente, es una responsabilidad de todos el tomar conciencia y ejercer presiones dentro de nuestro ámbito, para producir cambios.
Un abrazo
Gizz

Alijodos dijo...

ser solidario es sin duda un estilo de vida y no una cuestion puntual de navidad o de cuando nos viene en gana...ser solidario es ser mas humano...gran post...seguiremos...

Cornelivs dijo...

Solo una palabra, querido amigo:

G R A C I A S . . .

Un enorme abrazo.

Pedro dijo...

La globalización también nos acerca a la pobreza y a los ambientes marginales, aunque a veces parezca lo contrario. Y esta es una realidad que cuanto antes entendamos, mejor para todos.
Una gran reflexión, muchas gracias.

Un abrazo.

Selma dijo...

Ejemplar Entrada Fernando y aleccionadora...Tomar consciencia de una vez por todas de la inmensa suerte y casualidad que nos ha hecho nacer donde lo hemos hecho.. lo suelo repetir en clase ante manifestaciones de desinterés... EMPATIA Y SOLIDARIDAD son las claves... las que nos tienen que permitir abrir una a una las puertas... Y si hace falta, para que nos oigan quienes tienen el poder de cambiar esta realidad, a gritos y todos juntos...

Un beso Solidario, Fernando.

El Ente dijo...

Fernando, vaya entradon compañero!!!! HAY QUE TOMAR CONCIENCIA...

UN ABRAZO!!!

Francisco O. Campillo dijo...

Tus palabras son para leer despacio, paladeándolas y reflexionando sobre su profundo significado. Porque "nada de lo que ocurra en el mundo nos puede resultar ajeno"
;-)

Un abrazo, por supuesto... solidario.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Fuerte muy fuerte, pero muy real.
La solidaridad debe estar presente, pero siempre bien entendida por el que la hace y por el que la recibe.
Un cariño
Noe

Neogeminis dijo...

Creo que no se trata simplemente de una toma de conciencia de los más ricos en relación a la situación de los más postergados para contribuir en algo en la mejora de la calidad de vida. Creo que debe ir más allá y asumir que en mucho, las falencias de las sociedades más pobres se derivan DIRECTAMENTE de las decisiones que toman los países desarrollados. Toda la realidad es consecuencia de las políticas que aplican los poderosos, condicionando a los países dependientes a la situación que en ellos se vive. Por lo tanto una tiene íntima relación con las consecuencias que padecen los otros, aunque a primera vista no tengan nada que ver. Hay que tomar conciencia y actuar en consecuencia.
Saludos!
Excelente artículo!

Jan Puerta dijo...

Apreciado Fernando…
Alguien me comento en cierta ocasión quelas acciones individuales terminan por hacerse colectivas. Solo así se entiende el auge de una religión o de cualquier movimiento social que pueda existir en la actualidad.
La conciencia es un gen (al menos me lo parece) que siempre salta como si estuviera dotado de un resorte para intentar comprender lo incomprensible y hacer en ocasiones lo indecible para cambiar una situación que nos pueda parecer injusta.
Esta plataforma solidaria es un ejemplo de lo que las conciencias con ganas de hacer algo más tienen a su disposición para empezar con las palabras y terminar acompañándolas con unos hechos que han de terminar por consolidarse.
El camino, está bien marcado. No tiene perdida ni su inicio ni su final. Solo hemos de seguir transitando por el. El número de personas que lo caminen será proporcionalmente equitativo al fin que nos hayamos propuesto.
Un fuerte abrazo.

REIKIJAI dijo...

Hola Fernando,Bienvenido...¡!!Dicen que esta situación se revertirá... "Cuando aprendamos a Compartir". Cuanto mas tenemos,menos damos. Cuanto menos tenemos,mas podemos dar.Besito.Silvi.

Juan Carlos Lozano dijo...

bienvenido fernando, amigo:

A alguién le escuche decir que el mundo de hoy está gobernado por emociones negativas, y entre ellas la más letal es el egoismo. Esto puede analizarse desde distintos puntos de vista.

Lo que es cierto es que los seres humanos compartimos una misma casa, una especie de edificio de departamentos (naciones, provincias, etc) y que como copropietarios somos todos participes de problemas comunes, y de problemas privados. Ante la gran deshumanización del presente, el hambre es apenas uno de los tantos problemas a los que hago referencia, pero no el menor, ya que es letal.

Robinson Crusoe en su isla, no tenía estos problemas, porque estaba solo. Pero eso es una fantasía. La realidad es que no estamos solos y compartimos la casa con otros. Realidad que exige de nosotros una actitud consciente, humana, etica, y moral apropiada a esa realidad.

Porque lo que corresponde a cada ser humano en su dignidad innata es el buen vivir, y la posibilidad de la vida. Y ni una ni otra cosa podemos tener por cierta negando la existencia y la realidad de los demás. En tanto somos humanos somos naturalmente solidarios, porque vivimos con el otro.

En tanto no somos solidarios, nos hacemos daño a nosotros mismos, porque malvendemos nuestra humanidad, convirtiendonos en poco más o menos, que animales. De modo que la solidaridad no es una obligación, uno puede elgir no serlo. Pero sera siempre un problema propio que afecta a los demás. Y escencialmente una malformación de consciencia que nos afecta a nosotros mismos.

te dejo un abrazo de todo corazon
juank

Amig@mi@ dijo...

"...en el que nuestra participación, por modesta que sea, siempre será indispensable."
Acabo de enlazarme, ya le comento a Cornelivs el porqué de mi demora, y tu frase final fue la guinda del pastel.
Me alegro de tenerte por aquí también Fernando.
Besos a todos

Mariana Alvez Guerra dijo...

Me parece maravilloso tu blog y es verdad, ayudar a los demás nos hace más humanos porque en definitiva todos somos hermanos viviendo bajo la misma tierra, soñando, deseando.

Me gustaría invitarte a conocer Siete Sirenas - Vas a querer percar y si te interesa incluso puedes votar por mi en http://www.vinten-uy.com/revista/

Tu opinión es muy importante, un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Navegando por los blogs que me dejan entrar ( no sé que ocurre con Blogger)encontré en Foroeráse un vídeo que me sobrecogió: "pollo a la carta". Siguiendo como pude los enlaces, ya digo que no se pueden abrir muchas páginas, llegué a un tal Juan Carlos, que creo es el mismo que participa aquí.
Ese vídeo debería difundirse a lo grande.
Es una joya para los que queremos conmover al mundo.
Un abrazo y espero instrucciones.

Na3rol dijo...

estoy muy deacuerdo contigo, cada quien debe aportar su granito de arena, para poder mejor

te invito a pasar por mi blog, para que me des tu opinion

Isabel Romana dijo...

Deseo de todo corazón que este proyecto siga adelante y gane cada vez más apoyos. Un abrazo muy fuerte.

Alí Reyes H. dijo...

Tremenda recopilaciòn de lo dicho por Eintein acerca de la crisis

Y esas fotos de la pobreza estàn patèticas

moderato_Dos_josef dijo...

Una entrada que te deja pensativo y descentrado porque piensas: ¿Qué estoy haceindo para que esto mejore? Y sabes que todavía puedes dar mucho de sí; podemos hacerlo!UN saludo!

Silvia dijo...

hola!Fernando brillante post...para que reflexionemos...
ser solidario debería ser natural en el hombre
....ha no perder las esperanzas.
cuenta conmigo..abrazotes!!!
silvia cloud