BLOG DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

SEGUIDORES

miércoles, 24 de junio de 2009

La defensa de la solidaridad obliga a dar respuestas a preguntas acuciantes


Las perspectivas a que puede abrirse el concepto de solidaridad son inmensas. Ninguno de los objetivos hacia los que se puede orientar una acción solidaria debe quedar al margen de este espacio de encuentro y de reflexión multidisciplinar que hemos creado entre todos, y que puede crecer, enriquecerse y convertirse en un lugar de referencia teórica cuando las diferentes perspectivas hagan oir su voz.


Entre estos aspectos me vais a permitir que aluda a uno que me suscita un gran interés y preocupación. Y además pienso que en adelante va a dar mucho juego si se pretende realmente encontrar una salida digna al desbarajuste en que se encuentra el capitalismo tal y como lo hemos conocido hasta ahora, y cuya crisis está provocando un panorama desolador en el empleo y en el reparto de la riqueza. Si tenemos un espíritu solidario debemos plantearnos si el modelo de funcionamiento del sistema dominante sigue siendo válido cuando el desempleo no cesa de crecer, las perspectivas de la juventud son aterradoras y los instrumentos de solidaridad ceden terreno ante la presión de los intereses que defienden su supervivencia frente a una visión más justa del desarrollo.


Todo un cúmulo de preguntas afloran en estos momentos. Me limitaré a apuntar algunas, a modo de aproximación al tema.


¿Hay alternativas al modelo de capitalismo financiero que ha ocasionado un trauma en el sistema económico internacional y que puede volver a reproducirse cuando comiencen a serle rentables las cuantiosas ayudas recibidas desde el sector público?;


¿Hasta qué punto existe hoy un discurso capaz de ofrecer un atisbo de esperanza a los excluidos o a los que se encuentran en riesgo de exclusión? ¿o es que alguien piensa que puede verse libre de estas amenazas?


¿Tenemos posibilidades de que en nuestro mundo logren adquirir visos de viabilidad opciones favorecedoras de un mejor aprovechamiento de los recursos humanos, de modo que el empleo no se convierta en una situación excepcional sino algo susceptible de poner en valor las capacidades de iniciativa y de creatividad existentes en nuestras sociedades?


¿Cabe otra solución que la resignación y el asumir que nada se puede hacer salvo esperar?


Sin duda, hay muchas más. Os animo a plantearlas para tratar, entre todos, de debatir las soluciones, si es que las hay.

15 comentarios:

Selma dijo...

Este modelo de capitalismo financiero es el que nos ha abocado a la situación que estamos viviendo.. y ya no es válido, ni con un neo delante como algunos pretenden...

Se hace alusión a los parados, que cada día van creciendo en número.. Pero como muy bien observas, estos jovenes en busca de un primer empleo.. ¿Como se contabilizan?

Dar respuestas es díficil para mí... Sólo sé lo que NO quiero.. Y es la perpetuación o renovación de este sistema.. que tanto abismo está creando...

Un abrazo,Fernando, soy consciente de que no he aportado respuestas a tu excelente Post..

Conversaciones de todo dijo...

Aqui en Venezuela toda bia hay crisis, desepleos, y pobresa, cada dia corrutos, Y el gobierno quiere serra, el canal se llama Gloviocion la genta de fediendo al Glovion

Neogeminis dijo...

Ese es el quid de la cuestión: preguntarnos si el sistema actual sigue siendo vigente

Juan Carlos Lozano dijo...

me pregunto ¿cuanto conocemos a quienes queremos ayudar?

http://www.elplanetaoculto.blogspot.com/2009/06/24-de-junio-inti-raymi.html

Propongo: "Conocernos más".

un abrazo desde el corazon a toda la pandilla.
juank.

Silvi (reikijai) dijo...

Ideas muchas… se debe tratar de saber si son viables… cada día que pasa aumenta las cifras… del hambre. Fernando, Gracias. Besitos. Silvi.

Pedro dijo...

Todas las soluciones válidas son demasiado drásticas como para que ningún político se las tome en serio. Mientras el problema no alcance su límite, tendremos que resignarnos con los parches que se están poniendo (quien los ponga).
Pero el límite llegará algún día, y para entonces será tarde pensar; habrá que actuar.

Un saludo.

Chencho dijo...

No hay solución más que en tomar conciencia de que no podemos consumir como lo hacemos. Dar marcha atrás es imposible, debemos aprender la lección de la gallina de los huevos de oro. El primer paso es frenar el despilfarro, el lujo a costa de la explotación. No por ser más rico tienes derecho a tener "esclavos". Porque la esclavitud no ha sido abolida sino enmascarada.
Preguntas como se puede solucionar todo esto, ¿quién lo sabe?.
Solo se me ocurre, intentar predicar con el ejemplo, empezar mi propia transformación, liberarme de mis propias ataduras y deseos y a partir de hay, intentar que ese reto personal se transforme en un reto colectivo.
Si, ya se que suena filosófico y que hay que poner los pies en la tierra, pero si no soñamos en un mundo mejor la vida no tiene sentido.
Enhorabuena a todos los que se curran el blog. Pueden contar conmigo para difundir estas ideas.
Un abrazo.

Roberto "el ente" dijo...

Personalmente pienso que bajo el sistema actual seguiremos viendo morir de hambre a la gente. Hay que reconstruir el sistema, pero claro esto sería acabar con la gallina de los huevos de oro de gente muy poderosa las cuales les importa un bledo si hay gente que no tiene nada que llevarse a la boca mientras ellos tiran a la basura el caviar caducado.

Un abrazo

Cornelivs dijo...

Me muesro conforme con la mayoria de los comentarios anteriores.

Una simple idea:

¿Y promover un movimiento generalizado internacional de desobediencia civil pacifica, hasta conseguir esa SOLIDARIDAD?

Un fuerte abrazo a todos.

Cornelivs dijo...

Me muesro conforme con la mayoria de los comentarios anteriores.

Una simple idea:

¿Y promover un movimiento generalizado internacional de desobediencia civil pacifica, hasta conseguir esa SOLIDARIDAD?

Un fuerte abrazo a todos.

Doritos Ad Challenge dijo...

MUY INTERESANTE LO QUE EXPRESAS AQUI ME ENCANTA LEER TUS POST

Antonio Aguilera dijo...

Algo habrà que hacer.
Pràcticamente estamos inmersos en una "Tercera Guerra Mundial", pero èsta es econòmica.
Las primeras vìctimas son los 1000 millones de personas que sufren hambre....y va en aumento.

El sistema capitalista de vivir para consumir (consume hasta morir), está caducado, y como tal, es materia tóxica: para las personas y el planeta.

La propuesta de Cornelivs es interesante. Reflexionemos sin interrupción: el mundo clama justicia social y económica.

Recibid un abrazo

Paco Bailac dijo...

Te dejo constancia de mi admiración y respeto....

pacobailacoach.blogspot.com

Ericarol dijo...

Magnífico post. Justo ayer conversaba con un grupo de amigos sobre la solidaridad y lo mucho que hemos desmejorado como seres humanos... ahora somos más egoístas y solo nos interesa el bienestar personal por encima del común.
Saludos!!!

pablo miguel simón dijo...

He pensado mucho en el tema y sólo hay dos vías para llegar a la justicia social: una es lenta pero segura, trabajar en la educación y la concienciación de los seres humanos para que la sociedad consiga de modo pacífico el cambio de escenario económico. Otra es más rápida, se llama revolución, pero es más cruenta y tiene muchos más peligros colaterales. Aunque dado lo corta que es la vida y lo poco que avanza la primera vía hay mañanas en que me dan ganas de cavar trincheras.