BLOG DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

SEGUIDORES

jueves, 8 de julio de 2010

¡A POR ELLOS!

Resultado Alemania – España: una noche de insomnio.

Aún no había terminado el arbitro de pitar el final del partido cuando comenzaron a sonar las bocinas de los coches y demás artefactos ruidosos adquiridos a los comerciantes chinos y marroquíes. A los pocos minutos, a estos les siguieron las sirenas de ambulancias y policías.... y así, sin parar, hasta bien entrada la madrugada.

Este Mundial ha vuelto a demostrar que lo único capaz de movilizar a las masas enfervorecidas (y aborregadas) es el fútbol; al menos en este país. Cuando finalice dicho evento deportivo, gane quien gane, todo seguirá igual; seguiremos sumergidos en una crisis sin precedentes, seguirán engañándonos con promesas imposibles, continuarán robándonos en nuestras narices, seguiremos siendo aplastados y manipulados hasta la saciedad.... y, como mucho, nos desahogaremos en el bar o en el curro (quien lo tenga) con el primero que nos encontremos, quejándonos de esto y de aquello, pero sin mover un solo dedo por evitarlo o remediarlo.

Bueno, no todo seguirá igual. Los jugadores y el seleccionador de la selección española se volverán para casa con sus cuentas corrientes bastante más abultadas que cuando marcharon para África, con los Euros que nuestros gobernantes han escamoteado a una buena parte de la población. Supongo que no tardarán en hacer sus ingresos respectivos en los paraísos fiscales de turno, según las preferencias de cada cual. No les culpo a ellos; es el sistema; está así, funciona así, y todos lo damos por bueno.

Habrá otro gremio que también ha hecho su agosto estos días; ya los he nombrado: los comerciante chinos y marroquíes que se han hinchado a vender banderitas españolas. Esas mismas banderitas que irán a parar a la basura en cuanto concluya la fiebre futbolera, no vaya a ser que nos tachen de facha.

¿Unirnos para combatir el hambre en el mundo?

¿Unirnos contra la pobreza?

Habrá que equipar a todos los hambrientos y miserables del mundo con camisetas de la selección y ponerlos a correr detrás de un balón; quizás así se nos mueva algo. Sólo quizás.

Siento mucho ser el aguafiestas del grupo, aunque no puedo decir que en esta ocasión no haya sido mi intención.

Y el fin de semana la final. ¡A POR ELLOS, OEEEE!



Suerte; la vamos a necesitar (espero que me entiendan).

9 comentarios:

Maat dijo...

Merecemos la copa!!

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, hacia tiempo que no pasaba por aqui, estoy de acuerdo con lo expuesto, es asi, la realidad abrumadora que pasa desapercibida a la masa aborregada, sea por falta de una exposicion correcta por los medios de informacion, sea porque no interesa la autentica realidad del mundo en que vivimos, no sea que se estropee el negocio del "furgol", o de los Toros, el poder capital en el mundo necesita ese movimiento ingente de dinero, para perpetuar la especie.
La unica reflexion positiva es la variedad de paises y gentio que se juntan por una causa comun, pero a que precio...
Saludos muy cordiales.
Jesus

Rita dijo...

Completamente de acuerdo, me alegro de leer algo que está de acuerdo con lo que pienso, un aguafiestas? no, ni mucho menos, ¿a quien le agua la fiesta? a quien no le preocupan las miserias humanas? pues que les den, yo estoy muy de acuerdo

Neogeminis dijo...

Bueno, no veo por qué los comerciantes (sean de la NACIONALIDAD que sean) que ven en estos festejos la oportunidad de hacerse legítimamente de un dinero deban ser señalados como oportunistas o algo parecido, intentan sobrevivir y eso es, en definitiva, el objetivo de las campañas contra el hambre y la pobreza en el mundo. Quizás lo puede censurarse de estos festejos masivos es el exceso y la frivolidad, pero entiendo que también tienen su lado bueno. Y si sirven como excusa para cierto grado de acercamiento entre los pueblos, bienvenido sean. Además, para Sudáfrica ha sido una manera importantísima de incorporarse a la economía global y eso repercutirá en forma positiva en su población.


Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

A por ellos, estimado Pedro; a por ellos. Unámonos para ayudar a los más necesitados. A los que no tienen nada, ni ganas de saber de mundiales de fútbol ni de otros circos.

Desde la Antigua Roma siempre se ha dicho que al pueblo, para tenerlo tranquilo, hay que darle pan y circo.
Los ´que están a punto de morir de hambre en el mucho sólo nos piden pan.

Excelente post, enhorabuena Pedro

Olga i Carles dijo...

El día que un jugador de esos renúncie a esa paga millonaria en favor de los más necesitados, habremos conquistado una parte del alma del mundo.
¿Como se puede ser tan feliz a costa de rebajar sueldos, ganando toda esa pasta?
Una gran verguenza...

Paco Cuesta dijo...

Estoy de acuerdo, con ésto no se termina el hambre en el mundo, los ricos serán más ricos y muchas benderas irán a la basura. Totalmente de acuerdo.
SOLO hemos conseguido sacudirnos la vergüenza de decir España en vez de "este pais" y de mostrar los colores de la bandera como cualquier otro pais,región o club de petanca.
Un Abrazo

Dolores Serrano Cueto (Lola) dijo...

ya ha pasado la final..¿y ahora qué? -¿se hablará en las televisiones de la realidad de los africanos?
hasta ahora solo nos muestran, una y otra vez, las mejores imágenes, las peores, las regulares, las mediocres imágenes del mundial...
-¿se notará esa "incorporación a la economía global?

saludos

maguiparis dijo...

Totalmente de acuerdo, muy bueno tu comentario. Los ricos cada día serán mas ricos y los pobres más pobres. Pero que diremos de los que no son ni ricos ni pobres. De los que a la vida les ha negado todo los que no tienen ni para comer,de los que hoy tienen su estómago pegado al espinazo. Unirnos para combatir el hambre en el mundo. Anunciando, publicando, recordando y actuando. Un abrazo