BLOG DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

SEGUIDORES

jueves, 30 de julio de 2009

La solidaridad no es tan difícil


Llevo unos ocho años siendo socio de la ONG Médicos Sin Frontera (MSF). Mi aportación mensual es de 25 Euros; una miseria, teniendo en cuenta que una de las pocas cosas que me sobran en esta vida es dinero, a pesar de pertenecer humildemente a la masificada clase media occidental (supongo que el secreto consistirá en no crearme necesidades absurdas).

Cuando me pregunto por los motivos que me llevaron a unirme a esta corporación, siempre llego a la misma conclusión: la necesidad de sentirme útil en un mundo injusto, intentar eliminar (sin conseguirlo) el sentimiento de culpabilidad que me embarga por haber nacido en el lado privilegiado de la humanidad, en definitiva, sentirme bien conmigo mismo (¡qué bien, estoy ayudando a los pobres negritos a vivir mejor!), o sea, unos motivos puramente egoístas y nada altruistas.

Pero estos motivos tan poco filantrópicos poco importan a los integrantes activos de MSF, ni mucho menos a esos pobres negritos que sobreviven cada día gracias a la ayuda que se les proporciona (interesada o desinteresadamente).

Esa es la razón por la que decidí suscribirme, y si continúo aún después de tantos años es gracias a que ellos se encargan de convencerme anualmente (y advierto que soy bastante escéptico en estas cuestiones) de que mi patética aportación sirve para algo y llega a donde tiene que llegar (con 10 Euros al mes durante un año se vacunan a 400 niños contra la meningitis). Cada año recibo en mi buzón de correos la memoria del año anterior, donde se especifica detalladamente el destino de cada euro que reciben, así como los innumerables proyectos que tienen en marcha por todo el planeta, allá donde existan poblaciones en situación precaria, víctimas de catástrofes de origen natural o humano, conflictos armados....

Gracias a los más de 200.000 socios españoles y a los tres millones y medios mayoritariamente en Europa y América, MSF salva todos los años miles de vidas humanas y dota a otras tantas de unos medios de vida mínimamente aceptables, en cualquier parte del mundo, bajo cualquier circunstancias (prácticamente todos los años mueren algunos de sus integrantes debido a los conflictos armados bajo los que actúan), sin discriminar razas, ideologías, creencias ni colores políticos.

Su presencia siempre es independiente e imparcial, permitiéndoles realizar una acción inmediata y temporal de asistencia, asumiendo riesgos, confrontando al poder y utilizando el testimonio como medio para provocar cambios a favor de las poblaciones.

Por todo ello siguen contando con mi total confianza y apoyo.

A veces la solidaridad es tan sencilla de ejercer, como puede serlo el hecho de rellenar un cupón de suscripción (por ejemplo haciendo clic aquí).

Si de verdad les preocupa la injusticia, el hambre y la miseria que campa a sus anchas por este mundo, pero no tienen la posibilidad o la valentía (como es mi caso) de hacerle frente directamente, mirándole a la cara, el mejor consejo que les puedo ofrecer es que confíen en aquellos que sí que saben cómo hacerlo, que llevan muchos años haciéndolo, que tienen medios para hacerlo, pero que necesitan nuestra ayuda para hacerlo.

La humanidad se lo agradecerá y sus conciencias se sentirán más relajadas.

14 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

Entiendo perfectamente lo que dices. MSF realiza un gran labor.(Lo sé de primera mano). Creo que la solidaridad no es fácil para muchas personas, no han sido educadas para la solidaridad, sino para el Ego, la competencia, la autofirmación, la confrontación, etc. (antiguamente, bajo la sopecha de que eso era util para la supervivencia, y que la vida es una lucha).

El tiempo nos enseño a ver las cosas de otra manera. El ser humano crea monstruos, que luego se devoran a su creador. Pero ahora, debemos re-programarnos a nosotros mismos. La supervivencia depende de nosotros, no individualmente, sino como un valor colectivo de la humanidad. Todos y cada uno de los seres humanos tiene derecho a la vida. Lo que le suceda a un ser humano cualquiera, no nos es indiferente. Y tiene un fuerte impacto sobre cada uno de nosotros.

Debemos aprender, que no somos yo, Somos la humanidad.

te dejo un enorme abrazo
juank

lys dijo...

Es muy emotivo lo que has escrito, es una gran desgracia que tengamos que hacer cosas así para sentimos bien, y es que es imposible no sentirse mal con lo que está sucediendo en el mundo. Quizás, sólo quizá algún día ya no será necesario.

Es en verdad una gran labor la de médicos sin fronteras, cuentan con mi apoyo.

Neogeminis dijo...

Muy loables objetivos los de MSF. Ojalá cunda su ejemplo y la gente siga colaborando.
Saludos.

Calvared dijo...

Creo que si todos opináramos de la msima forma erradicaríamos la miseria y la injusticia de este mundo en que nos ha tocado vivir. Yo no soy socio de esa ONG pero lo soy de Intervida, mi aportación es de 21 euros que tampoco es mucho pero que con ellos una familia nicaragüense seguramente dispondrá de las cosas primordiales.
A veces me siento ridículo con esta aportación y cuando se acusó a Intervida de malversación estuve a punto de retirar mi aportación, pero luego, tras una larga meditación decidí dejarla y creo que no me he equivocado.
Si alguien se apropiara de este dinero de forma indebida será su conciencia la que le pase factura, no por estas dudas dejaré de dar mi apoyo en lo que buenamente pueda.
Un abrazo.

Dolores Serrano Cueto (Lola) dijo...

no creo que nadie, con una consciencia limpia, pueda vivir tranquilo con lo que pasa a nuestro alrededor...
escribes mucho de lo que muchos sentimos Pedro, y lo escribes muy bien,
pero ojalá no hubieses tenido que escribir esta entrada. Eso sería una muy buena noticia...no tener que manifestar, de la forma que fuese, estas miserias y barbaridades. Ya no existirían...

Ojalá...

Un abrazo

Guarevers Son dijo...

Muy interesante.

Selma dijo...

Todo y que sea para sentirnos algo útiles ante la impotencia de no poder estar a su lado en su labor.. son muy importantes estas aportaciones.. Los MSF están sintiendo profundamente la crisis que nos afecta.. han disminuido las ayudas y afecta sobremanera a los que están en permanente crísis ... de supervivencia...
un beso, Pedro, y gracias por tu Post y tu sinceridad.

Paula Daiana dijo...

"La necesidad de sentirme útil en un mundo injusto"... creeme que estás haciendo mucho más de lo que pensás. Todo lo que expresaste en este post fue más que sentido.
Gracias por esta reflexión tan necesaria!

lidia dijo...

de las penas de mis pueblos,he conocido bastante y de verdad lo pido:no mas dinero...reclamad la justicia para los pobres,los indigentes,que ni siquiera llegan a pobrar lo dineros...olo mastican hambre y deamparo
un abrazo fraterno,compañeros
lidia-la escriba perenne
www.deloquenosehabla.blogspot.com

elfilosofoloco dijo...

Sabias palabras lidia. La labor de una organización como MSF es vital hoy en día y debe ser respaldada.
Pero en mi humilde opinión creo que donde tenemos que mirar es a la raíz del por qué existe gente como MSF, que luchan contra el poco apoyo público y sobre todo contra los gobernantes que consienten estas miserias y no les apoyan. Hay que tener conciencia social para promover el apoyo de MSF, pero sobre todo para eliminar el motivo de su existencia, la pobreza y la injusticia.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Yo he apadrinado un niño pero no veo que sirva de mucho, me pensaré lo de esra ONG, parece que confías...
Te agrego
Gracias por tu visita, vente al bruniclub. Estás invitada

UN beso de vuelta

amor y libertad dijo...

que de verdad nuestra aportación sea útil, también para nosotros

Antonio Aguilera dijo...

Amigo Pedro, tus palabras me duelen: porque soy un cobarde, un necio, no hago nada por mejorar el mundo, sólo hablar o escribir.

A veces pienso que si sería capaz de cambiarme por alguien del mundo pobre, y me dda escalofríos.

Pero no soy feliz así. Debo cambiar.

Abrazos amifgos

lidia dijo...

no me parece hacermuchos comentarios
yo no puedo aportar nada mas que ideas...solo eso poseeo--y creo que es bastante...gracias por tus palabras a mi anterior comentrio
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com