BLOG DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

SEGUIDORES

lunes, 9 de marzo de 2009

Nuevo Contrato Social: Sí, lo acepto.




Este es un texto publicado en 2003 para conmemorar el triste aniversario de los acontecimientos del 11 de septiembre del 2001. Nos recuerda el Contrato Social que, hace tiempo, todos nosotros aceptamos. Este texto es un acuerdo tácito que firmamos cada mañana al despertarnos con, simplemente, no hacer nada. Este texto no es una crítica social, sino que sencillamente destaca los hechos resultantes de nuestra innegable predilección por la comodidad, la indiferencia, la ceguera, la sumisión y la idiotez de todos nosotros.

Nuestro Nuevo Contrato Social dice:

1. Acepto la despiadada competitividad como la base de nuestro sistema, aunque soy consciente de que este funcionamiento engendra dolor, frustración y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores.

2. Acepto que diariamente me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar a otro que ocupe un lugar inferior, en la pirámide social.

3. Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles, porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites y ellos deben quedar excluidos.

4. Acepto remunerar generosamente a los bancos para que ellos inviertan mi sueldo a su conveniencia y que no me den ningún dividendo de sus gigantescas ganancias (ganancias que servirán para atracar a los países pobres, hecho que acepto implícitamente). Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero, dinero que proviene exclusivamente de los otros clientes.

5. Acepto que congelemos o tiremos diariamente toneladas de comida para que los índices bursátiles no se derrumben, en vez de ofrecer esa comida a los necesitados y de permitirle a algunos centenares de miles de personas, no morir de hambre cada año.


6. Acepto que sea ilegal poner fin a mi propia vida, rápidamente; en cambio tolero que se me mate lentamente, inhalando o ingiriendo substancias tóxicas autorizadas por los gobiernos. El Sistema dice que mi vida no es mía; dice que es de ellos y que sólo ellos deciden qué debo hacer con mi vida.

7. Acepto que se haga la guerra (por cualquier motivo y a cualquier costo) para así hacer reinar la paz, aunque veamos que la paz nunca se haya logrado.

8. Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los Estados sea el gasto de defensa. También acepto que los conflictos sean creados artificialmente para deshacernos del enorme stock de armas y así permitirle a la economía mundial, seguir avanzando.

9. Acepto el amplio dominio del petróleo en nuestra economía, aunque sea una energía muy costosa, sucia y contaminante; y estoy totalmente de acuerdo en impedir todo intento de sustituir al petróleo. Y aunque se desvelara que hemos descubierto un medio gratuito e ilimitado de producir energía, es evidente que lo gratuito sería nuestra perdición.

10. Acepto que se condene el asesinato de otro ser humano, salvo que los gobiernos decreten que ese ser humano es un enemigo y que me alienten a matarlo. Por ello, acepto gustoso la muerte de todos mis enemigos.

11. Acepto que se divida a la opinión pública creando partidos de derecha y de izquierda, que tendrán como pasatiempo la pelea entre ellos, haciéndome creer de esta manera, que el sistema está mejorando y avanzando.

12. Además acepto toda clase de división posible (política e ideológica) con tal que esas divisiones me permitan focalizar mi cólera hacia los enemigos designados por los gobiernos, cuando se agiten sus retratos ante mis ojos.

13. Acepto que el poder de fabricar la opinión pública, antes ostentado por las religiones, esté hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente, quienes con su dinero son totalmente libres de controlar los Estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con ese poder.

14. Acepto que la idea de “la felicidad” se reduzca a la comodidad; acepto que “el amor” se reduzca al sexo; y acepto que “la libertad” se reduzca a la satisfacción de todos los deseos, porque esto es lo que me repite la publicidad cada día. Es simple: cuanto más infeliz soy, más consumo. Y así cumplo mi papel contribuyendo siempre al sano y buen funcionamiento de nuestra economía.

15. Acepto que el valor de una persona sea siempre proporcional a su cuenta bancaria; que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades; y que sea excluido del sistema si no produce lo suficiente.

16. Acepto que se recompense exageradamente a los deportistas famosos y a los actores taquilleros y se premie mucho menos a los profesores y a los médicos encargados de la educación y de la salud de nuestras futuras generaciones.

17. Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuya experiencia y sabiduría podría sernos útil, pues, como somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo) no necesitamos ni de esa experiencia ni de esa sabiduría. Por ello, todos los ancianos sobran.

18. Acepto que se me muestren las noticias más negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así yo pueda apreciar hasta qué punto nuestra situación es normal y cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en nuestros espíritus es realmente beneficioso para todos nosotros.

19. Acepto que los industriales, militares y jefes de Estado celebren reuniones regularmente para que, sin consultarnos, tomen decisiones que comprometen el porvenir de la vida, la salud y el bienestar del planeta y de todos nosotros.

20. Acepto consumir gustosamente la carne vacuna tratada con abundancia de hormonas sin que, explícitamente, se me avise del riesgo que corro.

21. Acepto que el cultivo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) se establezca en el mundo entero, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias modificar genéticamente las plantas, patentar nuevos seres vivos, almacenar ganancias considerables y tener bajo su yugo a toda la agricultura mundial.

22. Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren más armas para combatir, y que así ellos elijan a los que harán la guerra y a los que no. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos en conflicto para así estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible, con el fin de poder arrebatarles totalmente sus recursos si no pueden devolver los préstamos recibidos.

23. Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos, pues que ya es una suerte para ellos que los hagamos trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en esos países pobres para hacer trabajar a los niños en condiciones inhumanas, miserables y precarias. En nombre de los derechos humanos y los del ciudadano, no debemos ejercer injerencia en los asuntos privados de esos países pobres.

24. Acepto que los grandes laboratorios farmacéuticos y los industriales agroalimentarios vendan, en los países económicamente desfavorecidos, los productos experimentales, los caducados o los que contengan substancias cancerígenas prohibidas en Occidente.

25. Acepto que el resto del planeta, es decir más de siete mil millones de individuos, puedan pensar de otro modo a condición de que no vengan a expresar ni a compartir sus creencias en nuestra casa, y todavía menos, a intentar explicar nuestra Historia con sus nociones filosóficas primitivas.

26. Acepto la idea de que existen sólo dos posibilidades en la naturaleza, a saber: cazar o ser cazado, y si estamos dotados de una conciencia y de un lenguaje, ciertamente no es para escapar de esa dualidad, sino para justificar por qué actuamos de ese modo tan idiota e irracional.

27. Acepto considerar nuestro pasado como una continuación ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas, violación de derechos, injusticias, terrorismo, inseguridad y abuso de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy, en nuestro presente, todo esto ya no existe porque estamos en el summum de nuestra evolución, y porque las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, tal como lo oímos sin cesar en la publicidad y en todos los discursos políticos.

28. Acepto, sin discutir, y considero como verdades todas las teorías científicas propuestas para la explicación de los misterios de nuestros orígenes. Y acepto que la naturaleza dedicó millones de años para crear a un ser humano cuyo único pasatiempo histórico es la destrucción de su propia especie, en unos instantes.

29. Acepto la búsqueda desesperada del beneficio propio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como la máxima realización de toda la vida humana. De esta manera la vida es 100% plena.

30. Acepto la destrucción de los bosques, la casi desaparición de los peces en los ríos y de la vida en nuestros océanos. Acepto la extinción de las especies animales y el aumento de la polución industrial y de la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza, como algo necesario y natural.

31. Acepto la utilización de toda clase de aditivos químicos artificiales en las máquinas, en la tierra y en mi alimentación, porque estoy convencido de que si se añaden es porque, tal como dice la publicidad, son útiles e inocuos.

32. Acepto la presente guerra económica que actúa con rigor sobre el planeta, aunque siento que nos está llevando hacia una catástrofe sin precedentes.

33. Acepto esta situación y todas las del sistema actual, porque creo y supongo que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla. El sistema está bien.

34. Acepto ser tratado, a diario, en todas mis actividades, como ganado porque todos los demás lo aceptan y porque definitivamente pienso que las mayorías deciden y lo hacen con enorme sabiduría y razón.

35. Acepto el sistema sin plantear ninguna objeción. Acepto además, cerrar los ojos ante todo esto y no formular ninguna oposición verdadera, porque estoy demasiado ocupado con mi subsistencia y con el resto de mis preocupaciones.
Incluso acepto defender a muerte este Nuevo Contrato Social si cualquier persona me lo pide o si alguien lo ataca.

36. Acepto en mi alma, en mi mente y en mi conciencia, la realidad de este Contrato que el sistema hoy coloca delante de mis ojos porque siempre he preferido ver la realidad de las cosas tal como el sistema me las presenta.



Líderes políticos del mundo: Sé que todos ustedes sólo actúan por mi bien, por el de todos, y por el del sistema. Por eso les doy las gracias.

24 comentarios:

Daud Khan dijo...

Tétrico panorama por lo que veo. Estos enunciados resumen bastante bien la situación. Pero hay que tener esperanza en que brille nuevamente el sol. Yo al menos la mantengo.Hay que creer en el cambio, en el sueño,en la transformación.

Me ha gustado estar aquí, me he agregado como seguidor. Es un gran sitio. Les felicito.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches Pedro, la realidad de la generalidad social es esta.
La tradicion se ha hecho fuerte en las mentes y en las gentes.
Unos cientos de miles, viven jodiendo a los que pueden, sin importarles la farsa, millones de seres humanos mueren de inanicion y en guerras....etc.
Es la realidad.....Esto es verdaderamente el infierno, ha veces me pregunto, ¿porque no habre nacido y crecido en la mas abosluta ignorancia de todo esto?.
Es igual... no vamos a morir igualmente, como siempre nos toca a las hormiguitas velar y preocuparnos por aportar al hormiguero.
Te dejo algo de este musico rastafari Alpha Blondy:
La Guerre
Tant que cette philosophie qui fait
Une race superieure et una aautre inferieure
No sera finalment et permanamment
Discreditee et abandonnee
Partout sera la guerre
C´est la guerre!!!

Jesus

Graciela dijo...

Mi Pedro, a veces me pregunto si estoy medio loca cuando digo lo que pienso, a algunas personas no les importa nada de nada, no se preguntan. No soy una intelectual, sino observadora de la vida.
Sigo creyendo que vendrán sociedades humanísticas, decadente el sistema en el que estamos inmersos...besitos!!!

HADA ISOL dijo...

Parece ser la mayoría la que actúa así sin interés por nada,pero descubrí que no,que hay muchos que se interesan por el otro,y que piensan diferente,solo que no logramos juntarnos y hacemos poco ruido o no nos escuchan!

jose maria dijo...

Hola Pedro¡
Yo no acepto, y referente al comentario de Hada Isol, ya nos oyen, pero a lo lejos... Si hay que hacer más ruido lo haremos, pero no callaremos...

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

Neogeminis dijo...

Excelente manejo de la ironía para evidenciar la hipocresía de una realidad de la que todos somos parte.
Me niego a seguir siendo parte de este perverso pacto!
Abrir los ojos implica tomar conciencia de que todo lo que hacemos está condicionado por intereses que buscan someternos y amntenernos quietos y sumisos.
Muy buenas consideraciones!
Saludos a todos!

Alijodos dijo...

yo tampoco acepto pero todos formamos paryte de esto solo que nosotros luchamos por cambiarlo...no es asi? un abrazo amigo.

Juan Carlos Lozano dijo...

bueno amigo

Creo que hoy voy a habrir polémica aqui. Porque no estoy de acuerdo contigo.

Sin ponerme a opinar en lo legal, que no es lo mio. Tengo entendido que para que haya contrato tiene que haber libre voluntad, y tambien consciencia de lo que se hace. Y hasta donde yo sé a mi nadie me a preguntado si queria firmar eso. ¿Te lo han preguntado a ti?. Porque si no firmaste por tu voluntad, darle categoría de contrato sencillamente no va.

Será en todo caso imposición, manipulación, Presión, o cualquier otra cuestión de ese estilo. Pero que contrato no es, pues no, no lo es.

Ahora bien, ¿debemos vivir bajo reglas que nadie quiere, y a las que nadie consintió?. Bueno, eso es otra cuestión. ¿Quién dice semejante cosa?.

Me gusta un refrán que hay en un libro chino de 4000 años de antiguedad: "La unión es la fuerza de los débilies" (I ching).

Lo que tu llamas "el sistema", si entiendo bien, es igual a lo que yo llamo "La dictadura de los pocos". Y esto solo es posible si nos encuentra desunidos, peleando entre nosotros mismos por tonterias, Distraidos mirandonos el propio hombligo, Indiferentes importandonos un bledo de otras gentes. Y cuando es asi, lo que hoy les pasa a ellos, mañana te pasa a ti.

No, yo no firme ningún contrato. No me vino a ver ningún señor llamado "El sistema", ni tampoco ese otro llamado "Satanás". Compromisos ? lo que se dice compromisos? Pues con nadie, o en todo caso con quien yo elija en uso de todas mis facultades mentales. Asi que lamento decirte que para mi esto no es un contrato. No le reconozco ningúna validez, No acepto sus clausulas, ni sus intenciones, No vás a encontrar mi firma al pie. Y no, no no, nones.

Es mi reflexión hoy.

Un abrazo desde el otro lado del mar
Juank.

PACO dijo...

Estupendo blog,magnífico título y el manifiesto.
¿Conoceis la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia?
Os dejo la dirección por si os interesa echarle un vistazo.
http://www.marchamundial.org/
Un gran saludo
Paco

Pedro dijo...

JuanK, gracias por tu sincera opinión.
Dudo mucho que tampoco vayas a encontrar la firma de los que andamos por aquí al pie de ese supuesto contrato.
Lo de llamarlo "contrato" yo contemplo que se trata sólo de una ironía, hecha a propósito para hacernos reaccionar, como lo has hecho tú. Y digo contemplo porque el texto no es mío (más quisiera), es algo que circula por la red, llegó a mis manos y pensé que este sería un buen espacio para publicarlo.
Por desgracia creo que hay bastante desunión entre la población más desfavorecida, como tú bien dices, peleándonos por tonterías o contemplándonos nuestro propio ombligo. Y pienso que esto es así porque el "sistema" se encarga de que sea así, con sus propias armas y herramientas que tan bien conocemos.
También pienso que es nuestra obligación denunciarlo siempre que podamos, y es eso precisamente lo que se trata de hacer con este escrito, de una forma original y entendible por todos.
O al menos eso creo yo.
Nuevamente te doy las gracias por tu seguimiento y tus opiniones.

Un abrazo.

Casi un Dios dijo...

vaya....definitivamente este mundo se está llendo por el caño, y es una pena que muchos se valgan de la desvalidés económica de algunos para sus tremendas atrocidades contra la salud, integridad y felicidad de las personas

Damita dijo...

Yo tampoco he firmado nada, ni lo haré, pero de una manera u otra, todos formamos parte de esto.¿Lamentable? ¿Penoso? Pues si. Y lo peor de todo, es que lo hemos permitido. Somos borregos, que nos dejamos llevar al matadero.
¿Se puede hacer algo? Imposible, porque entre nuestros iguales no hay unión, ni siquiera entre unos pocos. Siempre buscamos el motivo que sea para separarnos, para pelear, para crear diferencia, para quedar por encima del vecino. "La unión hace la fuerza", pero en el ser humano este principio ha fracasado desde el principio de los tiempos.
No se puede tratar estos temas con tanta hipocresía. Todos estamos inmersos en una comodidad total, que no nos permite pensar ni decidir más allá de los cincuenta centímetros cuadrados que nos rodean.
Es un proceso más. A lo largo de la historia, las grandes civilizaciones que ha habido, se han caído por los mismos motivos que mueven este "mundo moderno", la avaricia, la intolerancia, la hipocresía, el egoísmo, las guerras, en definitiva, cualquier cosa que cause una desunión de las personas.
¿Crisis? Normal, si a la profesía nefasta de Nostradamus cuando saliera al poder un presidente "negro", le unimos la millonada de dolares que se ha dejado "la primera potencia del mundo" en promover una guerra que no ha llevado mas que a la muerte a centenares de personas y a la destrucción, es normal que los poquitos que mueven económicamente este mundo, hayan escondido hasta "la última perra chica".
Bueno, estas son mis deducciones y pensamientos.
Gracias por el lugar, me parece muy interesante, y haber si conseguís que quien lo lea, lea más que palabras.
Saludos

Myr dijo...

no acepto!

Saludos

Marina-Emer dijo...

Yo creo que de la forma que van las cosas tardaremos en ver claridad en todas las naciones y sobre todo paz e igualdad para la mujer
besos
Marina

Juan Carlos Lozano dijo...

mi muy querido pedro:

he aprendido con la vida, que para solucionar un problema, la primer medida es aceptarlo como tal. Es decir, si no aceptamos el 100% de la responsabilidad por el problema de la pobreza y del hambre, tenderemos a decir que no es nuestro problema en el mejor de los casos, o bien , que no es totalmente nuestro en el peor de los casos, asi que pensaremos que es "el sistema", los astros, o las constelaciones que no se quieren poner en cuadratura. Pero lo cierto, creo yo, y en esto aclaro que es una opinión personal y muy humilde, es que nosotros somos dueños de lo que vamos a pensar. Podemos elegir, no somos pasivos, o nos tragamos las mentiras conque quieren convencernos, o buscamos y encontramos otro tipo de explicaciones. Esa entidad difusa a la que denominas "El sistema" para mi no existe. Yo creo que el sistema son personas, con nombre apellido, numero de documento, etc. Personas identificables. Asi que siempre me ha parecido más importante "la denuncia enfocada" sobre los responsables, que sobre "el o los Sistemas", digo yo, para que no puedan esconderse tras ese escaparate y seguir haciendo de las suyas.

Es solo una opinión, pero me parece más productivo identificar las personas que cometen un crimen, hacer que otros tambien las identifiquen y puedan protegerse de ellas, identificar a sus colaboradores, y mecanismos de acción, para que otros estén alerta a estos métodos, y puedan encontrar modos prácticos de evadirlos. Creo que sería importante ir viendole la cara al "sistema". Y habriendo las mentes a otra interpretación de la vida, de sus necesidades concretas, y de sus valores.

Bueno, no se si esto sirva de algo. Es solo una opinión mi querido pedro. Siempre soy de la idea de que "Es mejor una mala propuesta que una buena queja". He visto muchas veces que no por mucho denunciar se solucionan los problemas. Creo que mi país es un mostrario exelente de esa realidad.

Te dejo un abrazo desde el otro lado del mar con mi cariño de siempre.

Juank.

Pedro dijo...

No hay propuesta que no sea bien recibida, querido JuanK, para eso estamos aquí, asi que no te reprimas nunca de hacerlo.
La lástima es que no conozcamos siempre las caras de los que nos aplastan tan impunemente, si no otro gallo les cantaría.

Un abrazo.

GLuis dijo...

"lideres politicos" quien los eligio y quien los proclama lideres....y los lideres humanos?

REIKIJAI dijo...

Leia sus comentarios,me parecen muy buenos.Soy anti-politica y politicos.Son solo hombres que cuando llegan se olvidan.No firmo nada.Pero alguien los vota...???
"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos".Martin Lutter King.

REIKIJAI dijo...

Perdon,olvide los besitos.Silvi.

genetticca dijo...

Que haremos?

Cuando nosotros seamos las victimas ..que haremos? entenderemos la metamorfósis que nos precedera?
Los que ahora estamos sentados en el último escalon,miraremos hacia abajo?
Siento en el aire un cambio y no va a ser gratuito, soy optimista, pero soy egoista si me creo mi optimismo. Quien, en nombre de un Dios se cree superior y maneja la miseria como un entretenimiento?

No habia tenido oportunidad de leer tu blog, muy afin a mis ideas...por aqui pasaré

un abrazo

lys dijo...

No me extraña que a veces no den ganas de levantarse, es increíble pero cierto.

Un beso, por que no tengo repuesta a parte de repulsa.

patrick dijo...

ho que esplotacion

María del Carmen dijo...

HAY AÚN TANTOS FLAGELOS EN AL SOCIEDAD ACTUAL!

Y SIENTO IMPOTENCIA ANTE ELLO, TENGO TRES RECURSOS LA ORACIÓN, MIS AYUNOS POR ELLO, Y MIS DECIRES DÓNDE PUEDA Y ALS CIRCUNSTANCIAS LO PERMITAN O NO!, PERO LO DIGO.

FELICITACIONES POR TAL POST!

UN ABRAZO EN TAL SOLIDARIDAD.

MI CARIÑO Y MI PAZ MARYCARMEN
WWW.CUERPOSANOALMACALMA.BLOGSPOT.COM

Ericarol dijo...

Es increíble que nos acostumbremos a que la vida sea de esta manera. Lo damos por hecho y nos sentamos a "mirar". Y somos tan cómplices como ellos por ser meros observadores complacientes de una realidad que puede ser diferente.